Buscar este blog

Cargando...

lunes, 1 de noviembre de 2010

Los chicos del coro (Les choristes)

Queridos lectores,



  Hoy os presento  "Los chicos del coro" hay tres temas: la infancia, la música y la enseñanza. Un internado/correccional, en 1949, tras la guerra mundial, en una Francia llena de conflictos sociales y de pobreza, en que muchos niños eran huérfanos de guerra, y otros de familias de precaria economía. Se presentan dos antagónicos modos de ver la realidad, y por lo tanto dos visiones de la enseñanza, que permiten comprobar las ventajas del diálogo educativo sobre la imposición del castigo. El educador, Mathieu, es un paradigma del educador que intenta llegar a las personas y desde ahí sacar lo mejor de ellas mismas. La música se convierte en un medio privilegiado para cambiar a las personas y transformar el mundo.

  Además del reconocimiento a nivel cinematográfico con su nominación a los Oscar. cabe destacar también lo acertado de su contenido, abordando de forma inteligente y profunda temas tan vigentes como la educación, la relación profesor-alumno/alumno-profesor y las circunstancias y condiciones en que estas se dan, la música como punto de interés y de unión de los jóvenes, el trabajo en las aulas a partir de esos centros de interés…

  Tradicionalmente hemos convivido en las aulas con un tipo de educación que actualmente denominados “tradicional”. También se la designa en otros campos como la didáctica o la pedagogía como educación “unidireccional”, educación autoritaria etc. Esta se caracteriza por la existencia de una figura principal autoritaria, con plenos poderes sobre los alumnos, una figura a priori respetada e incluso temida. Es depositaria de multitud de conocimientos y sabiduría y por ello su papel y sus acciones son incuestionables. Esto no constituye bajo mi punto de vista el único problema. La forma en que se desempeñaba, o se desempeña aún esta relación PROFESOR-ALUMNO puede incluir un concepto acerca de la dignidad, el respeto o la humildad poco beneficioso para ambos protagonistas, pero sobre todo el que sale mal parado, el verdadero protagonista de la acción educativa, el niño. La violencia, la humillación, la desconfianza en las capacidades de las personas son solo algunas de las herramientas que se han ido sucediendo en la elaboración de perfectos ladrillos para la elaboración del muro como se hace referencia en la película “The Wall”. No es necesario la formación de personas que se cuestionen el porque de determinadas cosas, si no de personas que simplemente acepten el orden establecido, que no supongan un problema o estorbo, que no se salgan de lo que todos consideramos NORMAL.

  Esta tendencia viene representada en la película por el papel del director del internado “Fondo del estanque”. A la llegada del nuevo vigilante le exige que le trate de señor director, aplica un principio que en el film lo denominan de “acción-reacción” (con los serios problemas que esto conlleva como se ve en el caso del castigo a Monden o a Bonifaz), utiliza la violencia como vía de “corrección” de los “malos actos” de los niños, desconfía de la capacidad de los jóvenes para realizar actividades que requieran un cierto nivel intelectual o de aplicación de este como es el caso que les ocupa, el coro. Se presenta como el bienhechor del internado atribuyéndose meritos, en este caso los del coro, que no le pertenecen y que ni siquiera apoyaba…la lista es interminable cuando se trata de relacionar las principales características relacionadas con la educación unidireccional y la figura del director en la película. Esta tendencia también se percibe al comienzo en el resto de profesores, pero poco a poco, y como consecuencia de la buena fe y buen hacer del vigilante Mathie en el trabajo que realiza con los alumnos, parece ir disipándose y tornándose todo lo contrario, lo cual queda constatado en fragmentos como en los que el profesor para dar agua caliente a los alumnos toma leña de la reserva personal del director ante la negativa de este a proporcionársela, o al final de la película cuando los docentes se unen para denunciar los métodos abusivos que el director ejercicía con los alumnos y de los que ellos en un principio eran cómplices y participes.

  Por otro lado encontramos otro tipo de educación mucho mas centrada en el desarrollo integral de niño, en sus características INDIVIDUALES y PARTICULARES. Se trata de una educación reciproca, bidireccional en la que el niño no es tomado con un simple recipiente al que hay que rellenar con conocimientos. Es un individuo con unas aptitudes potencialmente excepcionales al que hay que ayudar a sacarlas a la luz. A raíz de esta concepción nacieron métodos y sistema de trabajo en el aula que actualmente se están comenzando a desarrollar en numerosos centros educativos de distintos países y hacia la cual, por su beneficio evidente, la corriente educativa tienda inevitablemente. Uno de estos sistemas es el trabajo por proyectos o trabajo a partir de puntos de interés. Este método queda recogido en la creación por parte de Mathie del coro. El vigilante observa un cierto interés hacia la música en los jóvenes internos dentro del ambiente de indiferencia en el que se desenvuelven. Aprovechando esta ventaja fruto de su capacidad de observación (una de las principales capacidades que todo docente debería tener o desarrollar para atender a las necesidades particulares de sus alumnos), otorga un papel a cada uno de los jóvenes, los dota de una misión. Con este simple echo consigue despertar el interés en los niños, y no solo eso, lo hace con ayuda de la música con todos los beneficios intelectuales y psicológicos que retribuye a aquellos que participan de esta. En eso consiste básicamente el trabajo por proyectos, en la investigación, recopilación, profundización, manipulación de un tema de interés general de los alumnos. El docente pasa pues a un plano secundario. Adopta un papel de secundario, de apoyo y de guía para el alumno. Es el propio alumno quien va construyendo su propio conocimiento a partir de aprendizajes significativos.

  En la película además de este tipo de educación se ensalza muy explícitamente la figura del BUEN PROFESOR encarnada en el papel del vigilante Mathie. Sin duda es una figura muy idealizada pero hacia la cual creo que debemos tender todos aquellos que participamos de la actividad educativa. Confianza, respeto, humildad, entrega, dedicación…son solo algunas de las cualidades que a mi parecer deberíamos procurar adquirir o desarrollar en nuestra actividad diaria. Algunos poseen un cargo o ejercen una profesión de excepcional responsabilidad aunque muchos no lo perciban. A diferencia de otras profesiones en las que trabajan con materiales inertes nosotros trabajaremos con seres vivos, llenos de sentimiento, de capacidades, con ilusiones, con intereses…hagamos un esfuerzo por no adoptar el camino mas sencillo y apalancarse como seria mas fácil en una posición de poder y predominancia como la que nos otorga en un principio la figura del maestro.

«Esto es lo que más me gusta del cine, y lo que tienen en común mis películas preferidas: ¿cómo puede contribuir un individuo a mejorar el mundo? Sé que el cine no puede cambiar las cosas, pero puede despertar las ganas de intentarlo. Me gusta salir de ver una película con ganas de identificarme con el personaje principal»
Barratier



  A continuación os dejo un enlace a una pagina en la que podéis ver un ejemplo de trabajo por proyectos en el aula.


  Si podéis, os invito a que veáis la película, como os he dicho por su interés cinematográfico y educativo. Este es el trailer:


2 comentarios:

  1. Referente a tu enlace sobre el método de proyectos, yo soy un aconvencida constructivista, que siembargo no veo reflejado en las aulas, mi reflexión para hoy es...¿por qué siendo probado y notorio, la cantidad de métodos nuevos ,antiguos, radicales moderados...seguimos viendo enlas aulas el mismo el tradicional y la letra con sangre entra?

    ResponderEliminar
  2. Esta película marca dos grandes diferencias entre la educación tradicional, con la humanista..
    Como se puede percibir en la película, el profesor nuevo, de cierta manera confía en los alumnos, en que son muy buenos en lo que hacen, por lo que ellos se sienten motivados al estar en su clase, y del cual este es un punto que desafortunadamente la mayoría de los profosores no toman en cuenta y mayormente etiquetan a los alumnos... Sin duda una excelente película para ver y claro recomendar!!

    ResponderEliminar