Buscar este blog

lunes, 18 de octubre de 2010

La máquina de la escuela

Queridos lectores,
Haciendo enlaze a la tematica de las dos últimas publicaciones que en parte tratan sobre la escuela, propongo una imagen de Frato a la cual añadiré mi crítica.

El dibujo es una caricatura del tipo de escuela que se está desarrollando y se ha estado desarrollando hasta hoy. En esta escuela entran niños de todo tipo y sexo para someterse a procesos educativos y absorción de información de la misma formas, cantidad, tiempo… todos ven los mismos programas, a todos se les manda leer y estudiar los mismos contenidos y se les infunden una serie de ideas, estas pueden variar en función del tipo de centro en el que estén, con la meta de conseguir seres automatizados, clones que se ajusten a una atmósfera social en un determinado momento. Personas que simplemente sean “normales”. En este caso entendemos normales a aquellas que no ejerzan la delincuencia, no hablen ni se preocupen en exceso de cuestiones políticas, económicas o religiosas, gente que simplemente aspire a tener un trabajo muy bien remunerado para poder comprar una buena casa equipada con última tecnología y un buen coche que les permita alcanzar más de 200km y meter el mayor ruido posible con él para que la gente por la calle les mire y vean lo exitosa que resulta su vida. En resumen, gente cortada con un mismo patrón, sin inquietudes ni juicio crítico.

Se trata de una escuela donde el que en principio no es apto para el éxito que antes he expuesto, es arrojado nuevamente por la puerta de atrás a la sociedad para que busque otra forma de integrarse en esta realidad, pero desligada a ámbito educativo general. Una escuela que no atiende por tanto a la pluralidad y a las distintas necesidad y capacidades de los alumnos: sexo, religión, cultura, minusvalía, deficiencias… o simplemente un aprendizaje algo más lento que la media… algo que no está considerado enfermedad que yo sepa, sino diferencia sin más. Hablamos también de una escuela aislada del mundo donde no interesa que en sus alumnos aflore la capacidad de observar su entorno, analizarlo y criticarlo en busca de mejoras, pues evita la entrada de gente tan molesta como la política o la prensa.

4 comentarios:

  1. Desde mi enfoque existe una doble visión: por un lado, se aprecia que una persona diga lo que piensa y sea original y por otro, se margina al diferente...

    ResponderEliminar
  2. desde mi punto de vista observo que se saca lo bueno, lo que puede generar o dar fruto y por otro lo que no sirve

    ResponderEliminar
  3. Maquinaria no humana, no natural, inservible, irreversible.

    ResponderEliminar
  4. he ahí el error, pensar que en nuestra suciedad, digo sociedad, dentro de la educación "regular", existen quienes no sirven... por tanto dejamos al que sirve y se transforma en un prototipo.

    ResponderEliminar